"Quien me suceda será alguien que ya lleva mucho tiempo en la firma y que conoce cómo funciona el sistema", Jaime Carey

Desde la década de los 90, con 26 abogados, Carey se convirtió en la firma de servicios legales más grande de Chile. Entonces, con 40 años de funcionamiento, el socio administrador formuló opciones para retener al talento joven. A partir de ahí la firma se institucionalizó y adoptó un modelo administrativo estadounidense.