“La empresa puede exigir la vacunación de sus empleados para proteger a la comunidad, pero no obligarlos a hacerlo”, asegura Arthur Cahen, socio de Cahen & Mingrone. / Pixabay.
Una sentencia del Tribunal Supremo Federal de 2020 estableció la tesis de que el Poder Público puede adoptar la vacunación obligatoria, obedeciendo a ciertos criterios, y esto no implica vacunación forzada.