Skip to main content
La función del manual es preventiva, dispone la evaluación periódica de los principales generadores de crisis / Unsplash, Charles Forerunner
La función del manual es preventiva, dispone la evaluación periódica de los principales generadores de crisis / Unsplash, Charles Forerunner

Antes de reestructurar una empresa, prevenir la crisis

Sería ideal que exista un comité de manejo de crisis y que las empresas contaran con un manual de prevención y manejo de crisis
por Gerardo Guzmán Espino*
publicado el22/10/2020

Para recibir nuestro boletín diario, ¡suscríbete aquí!

La palabra reestructurar significa, en términos generales, modificar la estructura de un sistema o una organización. En el caso de la reestructuración empresarial podemos deducir que significa modificar estructuralmente una empresa. La pregunta es ¿modificar qué y para qué?

La reestructuración empresarial es una medida de solución que consistirá en modificar diversos aspectos de una empresa mediante el diseño de esquemas, o mecanismos, que ejecutados en el tiempo (corto y mediano plazo) permitirán a la empresa afrontar adecuadamente su crisis. Para poder llevarla a cabo será vital identificar la causa del problema. 

En tal sentido será necesario realizar un diagnóstico. Las crisis pueden originarse debido a que las decisiones de inversión o negocio no tuvieron en cuenta todas las variables de riesgos, o si existe un problema cultural interno dentro de la empresa, o si existe un problema de liderazgo que tiene desmotivados a los trabajadores, o quizás la estructura de costos no es eficiente, o se necesita modernizar a la empresa en materia tecnológica, o la competencia está leyendo mejor las preferencias de los consumidores, entre otros muchos factores. En estos casos será muy importante saber leer el contexto y determinar cómo se han presentado los problemas.

En una segunda parte, el análisis deberá medir el impacto que tiene y tendrá dicha crisis. El análisis de su impacto tendrá que determinar por cuánto tiempo dicha crisis afectará los flujos de la empresa. Ciertamente, este aspecto es muy importante, ya que con base en los flujos futuros de una empresa es que se va a determinar el cronograma de pagos de un plan de reestructuración, y si la crisis afectará estos flujos, deberá estimar por cuanto tiempo lo hará, cómo lo hará, entre otros aspectos.

Ahora bien, siendo tan importante el identificar la causa de la crisis, la pregunta es, ¿en manos de quién queda hacer esta evaluación? Sería ideal que exista un comité de manejo de crisis y que las empresas contaran con un manual de prevención y manejo de crisis. La función del manual es preventiva, de tal forma dispone la evaluación periódica de los principales generadores de crisis. También debería contener medidas para reaccionar inmediatamente ante situaciones de crisis empresariales. 

El manual es elaborado por expertos en crisis. Para ello se recomiendan asesores externos que trabajen de la mano con un equipo interno de la compañía y capaciten al personal. Será importante garantizar su funcionamiento en el futuro. 

El comité de crisis debería estar compuesto mayoritariamente de miembros de la compañía, pero también deberá estar integrado por al menos uno o dos miembros externos, independientes, que tengan experiencia en manejo de crisis, y que puedan, desde su análisis externo, dar un aporte distinto y adicional a la evaluación que realice este comité de crisis. 

En los casos en que la crisis se haya tornado mucho más complicada, el mismo manual y su comité deberían admitir la posibilidad que un grupo de expertos externos pueda evaluar la situación y dar recomendaciones sobre las acciones a tomar frente a la crisis. Es decir, el manual debería contener “umbrales” o una descripción clara de los supuestos en los cuales la evaluación externa se hace necesaria. 

En conclusión, es muy importante identificar con claridad la causa de la crisis de una empresa, ya que una buena labor de diagnóstico nos conducirá a la solución más apropiada. Sin embargo, para realizar esta labor es necesario que las empresas cuenten con mecanismos y por ello creemos que tener un manual de manejo y prevención de crisis, y un comité ad-hoc a cargo de ejecutarlo, son muy recomendables.

*Gerardo Guzmán Espino es socio en BBGS - Perú. 

Nuestra sección de opinión recibe artículos escritos por profesionales del derecho y ramas relacionadas que quieren compartir sus reflexiones y visión personal de las tendencias en la profesión legal. Si le interesa colaborar, no dude en escribirnos a editor@lexlatin.com para recibir información más detallada sobre nuestra política editorial. Las opiniones recogidas en esta sección son independientes y no representan la línea editorial de LexLatin.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.