Skip to main content
Pixabay

Lazo de Romaña: "Las firmas viven de la gestión del talento"

Invitamos a la mesa de entrevistas con Managing Partners a Fátima de Romaña (FR) y Jorge Lazo (JL), socios administradores del bufete peruano Lazo, De Romaña & CMB Abogados
por Lara Valencia
publicado el16/08/2018
Compartir
Tags

serie mp

Son dos carreras que han transitado por los mismos cambios y aprendizajes entre lo jurídico y lo empresarial. Tanto Lazo como Romaña empezaron a ejercer la abogacía en firma. Dejaron sus respectivos bufetes para trabajar en banca y terminaron fundando su propio despacho.

De sus experiencias paralelas nacen las sinergias que impregnan la filosofía del despacho: conectar con sus clientes, asesorarlos y acompañarlos.

— ¿Podrían identificar alguna cualidad o habilidad que haya sido el catalizador que les permitió llegar a ser socios directores?

— JL: Creo que uno de los catalizadores ha sido el entendimiento organizativo. Tanto Fátima como yo veníamos de trabajar en una entidad financiera importante del Perú. Allí asumimos responsabilidades que traspasaban lo meramente legal. Tuvimos contacto con lo que es la metodología de trabajo en una organización corporativa. Muchas veces las firmas quieren ser tratadas como empresas, pero ocurre mucho que las personas que las dirigen no han tenido una experiencia directa en el mundo empresarial. Es mucho más fácil trasladar la metodología cuando ya tienes ese doble lenguaje, tanto el empresarial como el jurídico.

Ambos pasamos primero por una firma de abogados y después por el banco. La síntesis de ambos conocimientos fue lo que nos permitió el modelo organizativo que hemos aplicado.

— ¿Cuáles han sido sus principales retos como MP?

— FR: El hecho de tener un equipo únicamente humano, ya que lo que le entregas al cliente es un intangible. Es un servicio, una idea. Uno de los principales retos es ese: entender la proximidad con el cliente. 

Fátima de Romaña
Fátima de Romaña

A veces los abogados por la formación que traen - que es más intelectual y analítica - no tienen desarrollada la capacidad de contacto y conexión con el cliente. Nosotros lo trabajamos constantemente a través de convenciones con el estudio. La idea es siempre retarnos a nosotros mismos, para que se sigan manteniendo esos estándares muy altos.

Queremos que los abogados se conecten con el cliente. El reto de administrar un equipo humano requiere del pragmatismo que los clientes necesitan.

— JL: Un reto es la gestión del talento. Las firmas, como cualquier otra empresa, viven de eso. Una empresa de servicios ha de cuidar mucho el capital humano. Ese capital humano es el que traslada finalmente la filosofía de la organización. Tienes que estar identificado con esa filosofía organizativa, la que moldea la personalidad de sus miembros para que también ellos la transmitan. El desafío es luchar contra la individualidad de los abogados, porque el abogado en la Universidad se forma como profesional independiente y tiene muy poca cercanía con el trabajo colectivo. Tienen que entender que la firma es la que tiene que relucir por encima del destaque personal de cada uno.

— Como bien dicen, todas las firmas asumen el desafío de convertir a los abogados independientes - más individualistas - y recién egresados en auténticos team players. ¿Creen que esto genera algún tipo de decepción en cuanto a lo que ellos creían entender que es el ejercicio del Derecho?


— JL: Yo creo que los decepcionados son más los socios que los jóvenes. Los asociados jóvenes vienen ya con un espíritu de modernidad, son mucho más abiertos al entendimiento, mientras que los socios vienen formados de escuelas jurídicas muy antiguas. Son los primeros resistentes al cambio.

Sin embargo, las generaciones nuevas son muy duras en el tema de las inconsistencias. Si tú les pides una metodología empresarial, tienen que sentir que tú realmente crees en esa metodología. Si sienten que tú estás repitiendo esa forma de trabajar porque algún consultor te lo ha recomendado, automáticamente les genera rechazo.

— Necesitan ver que se predica con el ejemplo…

— JL: Sí, esa es la clave.

— FR: La gente joven tiene mayor capacidad de adaptación. A pesar de que la formación de las universidades pueda ser anticuada y rígida, ellos están acostumbrados a los cambios, por cómo se movilizan y cómo viven. Esa forma de vida, terminan llevándola al ejercicio de la profesión. La parte más importante para nosotros como organización es que se identifiquen con sus líderes. Si los chicos reciben charlas, información, etcétera, pero no identifican ese comportamiento en los líderes, viene una especie de cortocircuito.

Por otro lado, ellos también interactúan con diferentes profesiones. Al final, el compartir experiencias que traes de la calle dentro de tu centro de trabajo es muy importante.

— La globalización ha obligado a las firmas a innovar y adoptar una serie de cambios en sus políticas y procedimientos a todo nivel. Cambios que van desde la relación cliente/abogado, hasta la atracción y retención de talento. ¿Qué cambios han estado o están implementando en su firma para hacer frente a la nueva realidad?

— JL: Los cambios aquí son continuos, desde el momento en el cual iniciamos la firma con un plan estratégico que se tenía que ir ejecutando paulatinamente. En la captación de clientes necesitamos un equilibrio bien responsable trabajando en dos frentes: la firma como marca y el desarrollo del modelo de negocio

Jorge Lazo
Jorge Lazo

Afortunadamente hemos logrado una posición de marca muy rápidamente y al mismo tiempo hemos podido lograr los niveles de planificación que teníamos pensados. Cada año nos proponemos metas distintas. Uno de los pilares que han de ser entendidos en nuestra firma es que hay que generar ideas de pensamiento en cuanto a la consolidación de la firma como empresa. Hemos trabajado muchísimo en inculcar que la punta de la pirámide es el equipo. Mientras el equipo sea fuerte, la calidad del servicio será excelente.

También venimos continuamente innovando. Los profesionales necesitan ver que generan un aporte a la comunidad, no basta con que ellos sean reconocidos. Hemos desarrollado políticas para fomentar los casos pro bono, los temas de género, de diversidad y de responsabilidad social corporativa. Por ejemplo, dentro de nuestros manuales de evaluación, para que un abogado ascienda tiene que cumplir metas en esos aspectos. Si no, eso va a ser una dificultad para su ascenso. Queremos que se den cuenta de que es importante que la organización tiene que contribuir a la sociedad.

— FR: Trabajamos internamente para que los profesionales entiendan que tienen que identificarse con el ADN de la organización. No es posible tener un abogado con una línea de carrera exitosa si no se identifica plenamente con nuestros valores. También sabemos que eso es parte del proceso de formación, por lo tanto, nos preocupamos muchísimo de que el abogado crezca con nuestros programas estructurados. Como sabes hacemos mucho mentoring, es un trabajo importantísimo que nos ha merecido reconocimientos importantes. Tenemos también el programa Inspiring Leaders, donde invitamos a profesionales de diversos sectores para que compartan con nuestro equipo lo que las empresas están realizando en sus organizaciones en términos de innovación y de impacto en la sociedad.

Hay un trabajo muy estructurado a través de estos programas para integren precisamente estos valores, para que cuando les pidas un comportamiento en base a eso, el problema no sea que no lo tienen. Si no llegan con ellos, hacemos que aquí adquieran esa base.

— La presencia de firmas internacionales y el surgimiento de firmas regionales es una nueva tendencia que ha surgido en el mercado legal latinoamericano. ¿Sobrevivirá la firma independiente?

— JL: Todo va a depender de en qué lugar del espacio jurídico te quieres ubicar. Hoy día estamos viendo el desarrollo tecnológico vinculado al desarrollo del sector legal, lo estamos viendo a nivel internacional. La tecnología ya juega un rol importante en el servicio que vas a proveer.

Hay muchas firmas multinacionales intentando impulsar este dinamismo. En el otro lado tienes siempre a las firmas que van a ir mucho más al estilo tailor-made, que tiene que ver con tener un conocimiento de lo local, con la cercanía con el cliente. Cada uno va eligiendo el camino.

Nosotros nos ubicamos más en este segundo lugar. Somos una firma especializada que ha logrado una red de contactos a nivel interno muy buena y que nos permite que muchas firmas del exterior nos conozcan y se sientan cómodas para hacer alianzas estratégicas.

— ¿Qué opinan de cómo están gestionando las firmas en Perú esta repartición o elección del espacio jurídico? ¿Creen que en general se ha entendido y asumido esta necesidad o por el contrario los bufetes están todavía algo desorientados?

— JL: Un punto a favor de nuestra firma es haber viajado mucho en el tiempo y haber visto distintos modelos internacionales para entender cuáles son las particularidades del mercado peruano. Cada emprendimiento genera un conocimiento, creo que pasa en cualquier sector empresarial.

Creo que el mercado peruano está yendo a un mercado de segundas generaciones. Hay todavía firmas familiares que podrían tomar como alternativa la internacionalización como método para transitar más fácilmente del estudio familiar al estudio corporativo. Otras tienen los miedos de qué va a pasar en su desarrollo empresarial con los cambios, que no solo tienen que ver con la transnacionalización, sino con las particularidades y necesidades del cliente. Hoy día los esquemas de fidelidad del cliente no son los de hace 20 años. Hoy, buscan a la firma que esté especializada en cada asunto para combinar unas con otras. Yo creo que las firmas locales hacen bien en internacionalizarse porque así ganan presencia y desarrollo.

— FR: Nosotros hemos sido llamados para transacciones M&A cross border. Lo que esto explica es que, creemos que si nos mantenemos tailor-made tenemos un espacio importante en el que complementamos los servicios de otras firmas. Nos hemos combinado y visto trabajando con otros estudios en esto.

— ¿Podrían compartir una anécdota o momento definitorio de sus primeros años como abogados que haya sido determinante para llegar hasta aquí?

— FR: Creo que una de las cosas que vimos claras cuando formamos el estudio - por la experiencia que traíamos del banco, más allá de lo legal – es la importancia de haber acompañado a los clientes en muchos temas de negocios. Cuando fundamos la firma la filosofía que queríamos era la de ser asesores, no solo abogados. Acompañar a los clientes cuando lo requieren para una transacción particular. Nosotros inculcamos la flexibilidad y capacidad de adaptación para convivir con otros profesionales.

— JL: Ciertamente hay situaciones que te dan fortaleza y generan temperamento para tomar decisiones. En general, creo que en ambos ha influido bastante nuestra experiencia en el banco supervisados por jefes extranjeros, en particular por un jefe francés que marcó mucho orden y disciplina en nuestra forma de trabajar, eso de manera general.

A nivel particular ha sido importante cada cambio que he vivido con Fátima. Cuando salimos de una firma legal para el banco, mucha gente no entendía el porqué. El tiempo nos dio la razón porque aprendimos mucho. Después pasó algo parecido cuando salimos del banco para formar el estudio. Algunos cuestionaban si sabríamos montarlo. Nosotros pensábamos que sí, porque sabíamos cómo gestionar y hacer funcionar una empresa. Yo creo que esos cambios han sido determinantes y positivos.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.