Skip to main content
Rossi Rodríguez ha trabajado en Allende & Brea desde que era pasante / Unsplash - Agustín Lautaro
Rossi Rodríguez ha trabajado en Allende & Brea desde que era pasante / Unsplash - Agustín Lautaro

Federico Rossi, de Allende & Brea, responde el Cuestionario LexLatin

"Creo que el abogado del futuro será más especializado, particularmente en los países más desarrollados"
por Ingrid Rojas
publicado el23/11/2020

Para recibir nuestro boletín diario, ¡suscríbete aquí!

Federico Rossi Rodríguez asumió recientemente el cargo de socio del área antimonopolio del bufete argentino Allende & Brea, donde labora desde 2005, cuando se inició como pasante. En esta entrevista comenta que el abogado del futuro debe ser cada vez más especializado y conocedor de las nuevas tecnologías y hace un repaso de su carrera.

Federico Rossi Rodríguez
Federico Rossi Rodríguez

¿Qué es lo que más le gusta y lo que más le desagrada de la profesión del Derecho?  

Lo que más me gusta de la profesión es interactuar con clientes, ayudarlos a resolver problemas, encontrando soluciones prácticas a problemas concretos mitigando riesgos. En mi rama de expertise lo que más me gusta del antitrust es que está en constante evolución y eso obliga a estar constantemente estudiando.

Lo que menos me gusta de la profesión es la burocracia en general, que uno encuentra no solo en el sector público sino también en el sector privado.

¿Qué habilidades deberá cultivar un abogado para destacar en el mercado laboral del futuro?

Creo que el abogado del futuro será más especializado, particularmente en los países más desarrollados. Resulta evidente que desde hace varios años a esta parte ha existido una creciente especialización en varias ramas del derecho, incluso hemos sido testigos de la aparición de nuevas ramas a medida que han nacido nuevas industrias y tecnologías. En los países menos desarrollados y/o con menor escala, la especialización es claramente menor y existe mayor lugar para abogados que hacen un poco de todo.

Asimismo, de la mano de la aparición de nuevas tecnologías o industrias hemos visto un importante aumento de la regulación estatal y, lamentablemente, creo que esta tendencia irá en incremento en el futuro y será, a la postre, perjudicial para todos.

Por otro lado, el abogado del futuro debe ser amigable con las nuevas tecnologías para poder trabajar de manera eficiente y a la par de sus clientes.

Asimismo, es fundamental para el abogado comprender la industria en la cual opera su cliente, no solo desde el punto de vista legal, sino también -y aquí creo que radica el valor agregado- en complementar la comprensión entendiendo la estructura y la dinámica del negocio y del mercado en el cual opera el cliente. Creo que los clientes se sienten muy a gusto cuando su abogado externo habla, por así decir, el mismo idioma y comprende su realidad.

¿Cuál ha sido la mejor inversión para su carrera profesional?

La mejor inversión fue realizar un LL.M. en Derecho de la Competencia en King’s College London. Muchas veces en la vorágine laboral, uno adquiere de manera superficial ciertos conocimientos, conceptos o ideas, sin tener el tiempo para reflexionar o estudiar sus fundamentos teóricos. Aprender los fundamentos teóricos implica dejar de hacer las cosas de manera automática e irreflexiva y entender el porqué de ciertas leyes y regulaciones. Asimismo, entender el fundamento de las cosas implica contrastar de manera crítica distintas posiciones y visiones, lo cual ayuda a proveer un servicio legal más completo.

Otra gran decisión ha sido permanecer en Allende & Brea desde que era estudiante de abogacía. Muchas veces, cuando uno es joven recibe propuestas laborales más atractivas desde el punto de vista económico o el ofrecimiento de posiciones en las cuales uno podría tener mayor visibilidad y exposición. Todo ello es muy tentador en el corto plazo, sobre todo si uno no tiene una meta clara a largo plazo y hace que algunos profesionales migren desde estudios jurídicos a otros trabajos.

Esto se agudiza en el mundo actual de gratificación instantánea, donde la distancia temporal y económica entre aquello que deseamos y el momento en que lo obtenemos (afortunadamente para la humanidad) se ha acortado significativamente. La búsqueda de gratificación instantánea a un bajo costo es muy romántica y hace lucir a la idea de permanecer en un mismo trabajo durante muchos años como aterradora para muchas personas.

Mi lección personal ha sido que mientras sigas aprendiendo y progresando en lo profesional y humano, permanecer en el mismo trabajo -aún por muchos años- nunca es tiempo perdido. Siempre tuve claro que la mejor escuela de derecho es un estudio jurídico rodeado de grandes profesionales que practican otras áreas del derecho.

Por último, en Allende & Brea conocí a mi mujer, Melisa, así que debo incluirlo dentro de las mejores inversiones también.

Mencione un caso que haya marcado su carrera profesional y por qué

Un caso de cartel en el que defendimos exitosamente a una automotriz que logró salir ilesa de multas que fueron millonarias para el resto de las empresas en la industria. Fue un trabajo en equipo entre el departamento antitrust y el departamento de litigios que obtuvo fantásticos resultados y sinergias, cada uno aportando desde su área de especialidad.

Si no fuese abogado, ¿cuál profesión hubiese escogido y por qué?

Economista, ya que el derecho antitrust tiene fundamentos económicos siendo legal casi exclusivamente en lo relativo al procedimiento. Asimismo, entender de economía ayuda a entender si las leyes y regulaciones que uno estudia y aplica ayudan al bienestar y al progreso material del conjunto de los individuos o todo lo contrario.

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.