Skip to main content
Mujeres trabajando, foto referencial / Freshh Connection
Mujeres trabajando, foto referencial / Freshh Connection

Los pendientes de Nicaragua en materia de género

Pese al reconocimiento internacional por índices bajos de desigualdad de género, hay retraso en cuanto a toma de desiciones, violencia y brecha salarial
por Ana Karen de la Torre
publicado el06/03/2020
Compartir

Para Bertha Argüello, socia de Arias Nicaragua, experta en derecho regulatorio, banca, fusiones y adquisiciones y laboral, la respuesta para que Nicaragua avance como sociedad igualitaria está en el funcionamiento de las leyes y no en la reforma de las mismas.

"Más allá de nuevas leyes, el país necesita trabajar en la aplicación proactiva de leyes existentes. Necesitamos implementar políticas y prácticas innovadoras que abran la posibilidad de integrar a la mujer en la economía y en ámbitos sociales y políticos del país, tomando en cuenta sus necesidades particulares", opinó Argüello.

Bertha Argüello
Bertha Argüello

¿Qué leyes hay en su país que le parezcan un gran acierto para empoderar a las mujeres? 

En Nicaragua, contamos con vasta legislación que protege y promueve los derechos e igualdad de la mujer. Tenemos la Ley de Igualdad de Derechos y Oportunidades y la Ley Integral Contra la Violencia Hacia las Mujeres. Considero que la primera de estas regulaciones es la más relevante porque sirve de base para la promoción de la igualdad y equidad de derechos de la mujer.

Según el Informe de Brecha de Género Global 2020 del Foro Económico Mundial, Nicaragua ocupa el quinto (los primeros cuatro son países nórdicos) lugar en el mundo de países que cierran la brecha de género. No obstante, con esta posición privilegiada, tenemos una calificación negativa en cuanto a participación y oportunidades en la fuerza de trabajo, evidenciando áreas importantes de mejora en cuanto al balance del talento femenino en el mercado laboral y la economía.

Documentalmente, Nicaragua aparece como un país ejemplar que promueve el crecimiento y empoderamiento de sus ciudadanas. Sin embargo, las dificultades y obstáculos los encontramos en el día a día, con desafíos pendientes en los que a participación y toma de decisiones se refiere, brechas salariales y maltrato. La situación económica y social del país, agrava lo anterior. Pero no es exclusivo a las mujeres nicaragüenses. 

¿Qué leyes cree que afectan la vida social, laboral o económica de las mujeres en su país y deberían ser reformadas? 

No necesitamos reformas, sino implementación adecuada de las regulaciones existentes. Legalmente, las mujeres nicaragüenses tiene protección plena y puertas abiertas a crecer y convertirse en catalizadoras y líderes.

¿Hay casos de éxito de los que se puedan hablar en su país sobre leyes que les hayan abierto mejores posibilidades económicas a las mujeres? 

Sí. La Ley de Igualdad de Derechos y Oportunidades incluye disposiciones sobre la participación de las mujeres en el ámbito económico, promoviendo políticas de empleo basadas en el acceso al trabajo y la igualdad real en el ejercicio de los derechos laborales entre mujeres y hombres. Esta ley insta a los empleadores a adoptar medidas especiales para hacer efectiva la existencia de plazas para mujeres y hombres con necesidades o capacidades diferentes, la no discriminación en la selección de personal y en general, la igualdad. La condición actual de las mujeres nicaragüenses no se debe a la falta de regulación y protección legal, sino a condiciones socioeconómicas y de formación, tanto personal, profesional como de cultura de trabajo empresarial, agravándose en algunos sectores por situaciones de violencia intrafamiliar.

¿Cómo aseguramos, estructuralmente, que las mujeres salgan de sus hogares y de sus roles de cuidado? 

La legislación vigente ya nos da las bases para insertar a las mujeres en los sectores económicos y productivos del país. Necesitamos formación y capacitación, desde el hogar hasta las empresas, para permitir la integración de las mujeres conforme a sus propias necesidades y expectativas. La disparidad no se supera con leyes, sino con educación y esfuerzos comunes, de hombres y mujeres.

Si el Poder Legislativo en este momento le confiere la tarea de proponer una iniciativa para abrir oportunidades para las mujeres en su país, ¿desde qué punto abordaría su proyecto de ley? 

Promovería regulaciones sobre teletrabajo. La posibilidad del trabajo remoto permitiría a las mujeres insertarse al mercado laboral a su propio ritmo, procurando el equilibrio entre las demandas laborales y familiares.

¿Cómo, desde la práctica del derecho, desde estar en una firma, se puede impulsar el empoderamiento de mujeres?

Arias apoya a las mujeres emprendedoras y empresarias. Nuestra firma ha participado activamente con organizaciones de mujeres, a través de capacitaciones, talleres y mentores en diferentes temas de interés y desarrollo de negocios. Somos una firma inclusiva, que promueve el crecimiento de sus trabajadoras y cree en la necesidad de integrar y balancear las necesidades de nuestro personal con sus obligaciones profesionales. En Arias tenemos una fuerte presencia femenina, con 49 % de socios y 53 % de personal legal son mujeres. Actualmente, sin demeritar a nuestros socios varones, en todas las oficinas nuestros socios administradores son mujeres.  

Nos enorgullece mencionar que las valoraciones profesionales y el crecimiento de nuestro personal están basadas exclusivamente en los méritos de cada uno de los integrantes de la firma. Somos un bufete de puertas abiertas y de igualdad de oportunidades para todos. 

¡Únete a la discusión!

HTML Restringido

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.